Tools
Search
Login

UNION CAMPESINA

Banner

LA LENGUA NO SÓLO SIRVE PARA HABLAR

E-mail Imprimir PDF
En la medicina tradicional china existen cuatro tipos de métodos de diagnóstico: observación, auscultación, interrogatorio previo y palpación; estos procedimientos milenarios ayudan a percibir enfermedades del cuerpo humano.

Dentro del primer método, se encuentra el Gloso diagnóstico, o diagnóstico por observación de la lengua, que consiste, como su nombre lo indica, en auscultar en este miembro características como color, forma, tamaño y textura.

El doctor Miguel Pérez Bravo, coordinador de diplomados en Medicina Tradicional China y Acupuntura de la Facultad de Medicina de la BUAP, explicó que en el Gloso diagnóstico "lo primero que debemos ver es que el cuerpo de la lengua sea rosado, que no esté ni muy gruesa ni muy delgada y que no tenga movimientos anormales, como temblores; su saburra, capa que cubre la superficie de la lengua, debe ser blanca y delgada".

"Cuando encontramos anomalías en estos parámetros, por ejemplo que la lengua tenga un color rojo, verdoso o violáceo, o que la saburra sea espesa y de color amarillo, verde u oscura, podemos estar ante un paciente con problemas en su organismo", dijo

De esta manera, las alteraciones en la forma y color de la lengua pueden mostrar problemas en la función de los órganos, es decir, enfermedades crónicas; mientras que los cambios en la saburra dan información acerca de enfermedades agudas como resfriados o infecciones gastrointestinales.

"Los dedicados a la Medicina Tradicional China diagnosticamos en base a síndromes, un conjunto de síntomas que nos dicen cuál es la parte afectada, o cuál es la energía patógena que está invadiendo al cuerpo", abundó Pérez Bravo.

Esta energía patógena se da por agentes que son: el viento, el calor, la humedad, la sequedad y el fuego, y pueden llegar del exterior e invadir el interior, o bien generarse internamente dañando los órganos y vísceras: el intestino delgado, el estómago, el intestino grueso, la vesícula biliar y la vejiga.

Por otra parte, los sentimientos influyen en la generación de enfermedades crónicas en un 95 por ciento, al disminuir la energía de diferentes partes del cuerpo: La ira lesiona al hígado, la alegría al corazón, la preocupación afecta al bazo, la tristeza o melancolía al pulmón y el miedo al riñón.

Una vez detectados estos padecimientos, el tratamiento a seguir puede ser con acupuntura, el más usual en la actualidad, la moxibustión, la aplicación de ventosas, o el Tai Chi, en el que se usa una combinación de movimientos suaves con respiraciones lentas.

"La acupuntura nos ayuda a sedar un órgano que esté trabajando en exceso, o bien a tonificarlo si su energía está deficiente; así es como equilibramos la energía del cuerpo" aseveró el doctor Pérez.

"Un buen especialista debe saber manejar la historia clínica del paciente, además de los cuatro métodos de diagnóstico; auscultar la lengua y sentir el pulso es lo que nos va a dar la información necesaria de lo que pasa con la sangre y la energía del cuerpo., quien no haga esto no va a hacer un buen diagnóstico y por lo tanto no dará el debido tratamiento", puntualizó.

 

Comentarios (0)Add Comment

Escribir comentario

security code
Escribe los caracteres de la imagen


busy

FINANZAS

EL CLIMA

Contenido

La Sinopsis de Puebla

USTED PUEDE TENERLA EN SU CORREO ELECTRONICO DIARIAMENTE O EN SU BLACK BERRY, LLAMANDO AL 044 2221 779652, PARA QUE PUEDA SER ATENDIDO PERSONALMENTE. O ENVIE UN MENSAJE AL CORREO ELECTRONICO: comunicacionplural@hotmail.com

Usuarios en linea

Tenemos 100 invitados conectado(s)

Más Datos